La mejor guía de jamón ibérico

Cómo seleccionar el Jamón Ibérico correcto.
Cuando se trata del mundialmente famoso «Jamón Ibérico de Bellota», de repente, incluso los no amantes de la comida comienzan a oler su exquisito aroma, apreciando su textura y dejando que se derrita suavemente en su boca … ¡Qué experiencia y qué placer! Entonces no, no todos los jamones son iguales.

El jamón está tan arraigado en la cultura española, que incluso algunos vegetarianos no estrictos, pueden ocasionalmente comerlo. Es un imprescindible  en nuestra cocina, ya que agrega mucho sabor a cualquier plato que se te ocurra: encima de un huevo frito, patatas, con algunas alcachofas frescas o en sopas. ¡Delicioso!

Pero la mejor manera de descubrir y disfrutar de todas sus características únicas y altamente apreciadas, es simplemente comerlo sin nada, sin pan, sin nada. Acompañado de un buen vino, por supuesto.

Es por eso que queremos mostrarle en esta «Guía definitiva del jamón ibérico» lo que es importante saber acerca de nuestro jamón y lo que debe buscar para obtener el jamón perfecto.

Al seleccionar un jamón, hay dos aspectos principales que debe tener en cuenta: la raza y su alimentación.

Raza Ibérica
La raza de la que proviene nuestro preciado jamón es el cerdo «ibérico» (ibérico). Es un cerdo negro que es una mezcla de jabalí y los cerdos que los fenicios trajeron a la península hace miles de años. Sin embargo, en cuanto al jamón, el porcentaje de esta raza puede variar: por lo que se pueden encontrar jamones 100% ibéricos (ambos padres eran ibéricos; de pura raza), pero también el 75% o el 50% cuando se cruzaron con otros cerdos como los Duroc.

Alimentación del cerdo ibérico

La dieta  se puede dividir en tres grupos:

Bellota (100% de bellota alimentada)
Cebo de Campo (algunas bellotas, recursos de los pastos, granos y piensos)
Cebo (sólo pienso comercial).

El jamón de bellota es de la más alta calidad, ya que los cerdos deambulan en pastizales y robledales («dehesa») para alimentarse naturalmente de bellotas, hierbas, hierbas y plantas aromáticas.

En su última fase, la dieta puede limitarse estrictamente a las bellotas, la clave para su sutil sabor: alimentos saludables y naturales para el cerdo, que añade dulzura a su carne; y el ejercicio de buscar esas bellotas, moviéndose alrededor de la «dehesa», creando así su hermoso marmoleo.

Etiqueta
En caso de que esa explicación sea demasiado confusa, en 2014 se implementó un sistema oficial de etiquetado por color (RD 4/2014, 10 de enero) que le ayuda a detectar de inmediato si el jamón es ibérico o no, hasta qué porcentaje y el tipo de alimento que recibió. Es lo siguiente:

Negro, 100% ibérico y alimentado con bellota. El mejor «Pata Negra».
Rojo, al menos 50% ibérico, de bellota alimentada.
Verde, al menos 50% ibérico, «cebo de campo» (recursos de la dehesa y algunas bellotas).
Blanco, al menos 50% ibérico, «cebo» (alimentación).

La elaboración del jamón en sí es bastante simple: todo lo que necesitas es sal, aire y tiempo, controlando bien la temperatura y humedad durante todo el proceso. El curado del jamón toma al menos 14 meses, aunque algunos productores los curan hasta por 36 meses. Estos jamones son mucho más oscuros, más ricos y su sabor perdura mucho más en el paladar.

Pero aparte de su increíble sabor, aún no te hemos contado las mejores noticias: ¡el jamón ibérico es realmente bueno para tu salud! Es rico en proteínas, calcio y fósforo, que contiene así vitamina B1 y B2 y hierro. Pero sobre todo, los cerdos alimentados con bellota tienen una mayor proporción de ácidos grasos monoinsaturados que realmente ayudan a reducir el colesterol!

Sólo queda decir que es un producto muy especial, detrás del cual están muchas familias, mucho tiempo, cuidado y trabajo duro – desde criar a los cerdos en libertad, dejarlos vivir y comer lo más natural posible, a la persona que finalmente corta el producto terminado con lotes de amor y dedicación.

Así que cuando lo disfrutes, tómate tu tiempo también. Celebrelo.

Definitivamente vale la pena.

2 respuestas a «La mejor guía de jamón ibérico»

  1. Conozco el jamon de cerdo iberico , comi desde pequeña ese jamon mis padres tenían una finca en la sierra de Huelva y esos cerdos comían en el campi cuidados todo el año por el porquero y cuando llegaban las bellotas los pesqueros los sacaban a comerlas en el campo y luego cuando los cerdos se ponían muy gordos los alimentaban entre la cerca y una nave donde le ponían las bellotas . Cuanto lo recuerdo y aunque vivo en.Malaga tengo muchos amigos que tienen mataderos y ellos me los mandan desde jamones, caña de lomo y otras cosas y que rico todo

  2. Me ha dado unas ganas de jamón solo leer el post que no os imaginaís, jajaja.
    Un artículo muy completo y detallado para entender mejor sobre los diferentes tipos de jamón.
    Gracias por compartirlo!
    Un saludo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *